La Guita celebra en Sanlúcar la llegada de los primeros mostos

El pasado lunes 2 de diciembre se celebró en las bodegas de La Guita en Sanlúcar de Barrameda un encuentro con más de 50 hosteleros sanluqueños en torno a los primeros mostos de este año. Un encuentro para celebrar juntos estos primeros mostos, que como marca la tradición en la zona, se acompaña de un tradicional almuerzo.

Como dice el refranero popular: Por San Andrés el mosto vino es, y es que una vez terminada la fermentación, y con la llegada del frío, comienza en el Marco de Jerez el tradicional tiempo del mosto. Un mosto que en el caso de La Guita es 100% sanluqueño, ya que toda la uva empleada para su crianza proviene de Sanlúcar. Desde hace ya más de siete años, y refrendado recientemente por un acuerdo vitalicio, José Estévez, S.A. tiene un compromiso con la cooperativa sanluqueña Covisan, que agrupa a 170 viticultores de Sanlúcar.

Durante la soleada jornada, los asistentes han tenido la oportunidad de conocer de primera mano todos los elementos por los que transcurre la vida de manzanilla La Guita, comenzando por el viñedo, en el pago de Miraflores La Baja y continuando por los cascos de crianza. En primer lugar se ha visitado la bodega Pago Sanlúcar Viejo, donde se alojan más de 16.000 botas de roble americano para la crianza de La Guita. Una visita con una cata dinámica que siguió el curso natural de la manzanilla, comenzando con el mosto, pasando por cada una de las cinco criaderas, la solera y terminando en el tren de embotellado, donde este artesanal proceso de crianza toma forma en la conocida botella de La Guita.

Una vez terminada la visita en la Bodega Pago Sanlúcar Viejo, todos los invitados se trasladaron a la bodega situada en la calle Misericordia, en pleno barrio alto de Sanlúcar. En este clásico entorno, se disfrutó de un almuerzo típico del tiempo del mosto. Una convivencia en la que el ajo caliente, los rábanos, las galeras… fueron el mejor acompañante para un mosto que se irá haciendo mayor con el paso de los años hasta convertirse en una auténtica manzanilla de Sanlúcar, en La Guita.

En la foto: los asistentes al encuentro posan en la entrada al viñedo del Pago de Miraflores La Baja, de donde procede la uva utilizada para la elaboración de La Guita.